dilluns, 21 de setembre de 2009

'Muerte a seis veinticinco', Jordi Cervera

Muerte a seis veinticinco
La mort a sis vint-i-cinc

Jordi Cervera
Editorial Edebé
1ª edición, marzo de 2009
Colección: Periscopio
Género: Novela negra (juvenil)
280 páginas
ISBN: 978-84-236-9573-7 (ed. castellano)
ISBN: 978-84-236-9574-4 (ed. catalán)

Ray Barbosa ha encestado el último triple que le ha dado la Copa ULEB al DKV Joventut frente al Dynamo de Moscow. Mientras celebra el título, un asesino a sueldo entra en su casa y mata a su mujer e hijo. La alegría del campeonato se transforma en tragedia. El inspector Joan Pons se pone manos a la obra para averiguar quién está detrás del crimen. Éste se encontrará con un retorcido plan que llevaba años gestándose. La venganza es un plato que se sirve frío.

Sospecho que escribir una novela negra juvenil tiene que ser harto difícil, porque el autor debe montar una historia atractiva, sugerente, que suponga un esfuerzo al joven lector para que averigüe quién es el asesino antes de que acabe el libro. Tiene que estar escrita de una forma sencilla, que la prosa no suponga una traba al lector, pero sin descuidos, que la juventud del público no está reñida con la inteligencia. Pero no sólo eso, porque la literatura juvenil, desde hace años, se ha ganado el favor del público adulto, por lo que no hay que olvidar que esto de los géneros por edades está cada vez más pasado de moda.

Difícil lo ha tenido Jordi Cervera para escribir esta novela y, como colofón, llevarse el Premio Edebé de Literatura Juvenil. Muerte a seis veinticinco engancha desde las primeras páginas y no suelta al lector hasta el desenlace. Es una historia bien construida, con personajes creíbles y el tono adecuado para un público amplio. Asistimos, además, al nacimiento de un personaje con miras al futuro: Carla Pons, hija del sargento que lleva el caso y con aspiraciones policiacas, que protagonizará próximas novelas de Jordi Cervera. Esperemos que así sea porque, de momento, la primera entrega deja un excelente sabor de boca.

Manel Haro

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada