dimecres, 8 de setembre de 2010

'Dentro del laberinto', A.C.H. Smith

Dentro del laberinto
A.C.H. Smith

Nocturna Ediciones
1ª edición, mayo de 2010
Género: Novela fantástica / Aventuras
287 páginas
ISBN: 9788493739676


Me veo en la obligación de confesar la imposibilidad de imparcialidad a la hora de escribir esta reseña. El motivo es sencillo: Labyrinth es una de las películas que marcaron mi infancia. Probablemente a muchos lectores les sucederá lo mismo y seguro que sabrán perdonarme. Dentro del laberinto, que fue como se tituló el filme en España, era una fábula sobre laberintos imposibles y seres enigmáticos que estaba protagonizada por una jovencísima Jennifer Connelly y el cantante David Bowie. El pasado mes de mayo, Nocturna Ediciones publicó la adaptación literaria de este clásico del cine fantástico.

Sarah es una joven solitaria a la que le encanta pasear bajo la lluvia recitando pasajes de su libro favorito, Dentro del laberinto, una novela de aventuras en la que unos seres llamados Goblins se dedican a raptar niños para llevarlos al castillo de su rey, Jareth. Una noche, la joven se enfada con su madrastra después de que ésta le pida que se quede en casa cuidando de su hermano de dos años, Toby. Harta de tener que hacer de canguro de un niño llorón, decide pronunciar las palabras mágicas: “Ojalá vinieran los Goblins y se te llevaran ahora mismo”. De repente, la cuna del niño queda vacía y Sarah se asusta al comprobar que su hermanito ha desaparecido. Horrorizada, decide llamar a Jareth, el rey de los Goblins, para mostrarle su arrepentimiento y suplicarle que se lo devuelva. Pero el soberano no se muestra piadoso y le propone un reto: si ella atraviesa su laberinto en menos de trece horas le devolverá al pequeño, sino… el niño se convertirá en uno de ellos.

Sinceramente, la novela de A.C.H. Smith no aporta nada nuevo, ya que la trama es la misma que la película y, de hecho, incluso los diálogos son prácticamente idénticos. Sin embargo, eso no resta interés al libro, ya que ambas versiones cuentan con una buena historia muy entretenida en la que las aventuras, el misterio y el encanto son los ingredientes principales. Los personajes son absolutamente inolvidables, como el bonachón Ludo o el quejica Hoggle y la relación de amor-odio entre Jareth y Sarah es sencillamente preciosa.

Así que mi consejo es el siguiente: lean el libro, vean la película y escuchen la banda sonora, que está interpretada obviamente por David Bowie y que contiene canciones tan mágicas como As the world falls down.

Patricia Tena


0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada