dimecres, 23 de juny de 2010

'La ciudad de la bruma', Daniel Hernández Chambers

La ciudad de la bruma
Daniel Hernández Chambers

Versátil Ediciones
1ª edición, mayo de 2010
Género: Novela juvenil / Misterio
207 páginas
ISBN: 978-84-92929-10-8


William Ravenscroft es un joven de buena familia que hereda un gran imperio económico después de morir su autoritario padre. Sin embargo, su ausencia no le parece tan dura como la de la señora Connelly, la mujer que lo crió y a la que siempre ha considerado prácticamente una madre. Por ese motivo, cuando en su lecho de muerte, ésta le pide un último deseo, el protagonista no puede negarse: tiene que encontrar a su hija Elizabeth, una chica con la que William compartió muchos juegos durante su infancia. Pero tras diez años desaparecida, dar con su paradero no será tarea fácil, ya que tendrá que adentrarse en los sórdidos barrios londinenses repletos de peligros, enfrentarse a viejos fantasmas y a oscuros secretos. Por si esto fuera poco, su aventura se desarrolla en el mismo momento en el que el temible Jack el Destripador ha empezado a asesinar a una serie de prostitutas por la zona de Whitechapel. Por suerte, para cumplir su cometido contará con la ayuda de dos improvisados amigos de lo más peculiares.

Sin duda, uno de los puntos fuertes de la novela es la ambientación, que resulta muy atrayente y misteriosa y que, además, refleja dos realidades muy distintas: la vida acomodada de la familia de William en contraste con los habitantes de la zona de East End, principalmente poblada por prostitutas, mendigos y borrachos. Hernández Chambers se permite alguna que otra licencia literaria y decide unir (y enfrentar) a dos personajes históricos como son Jack el Destripador y Joseph Merrick, conocido como El Hombre Elefante, que en esta ocasión se convierte en amigo y punto de apoyo del protagonista William Ravenscroft.

La ciudad de la bruma
es una novela amena y entretenida que, aunque está dirigida al público juvenil, también pueden disfrutar los lectores más mayores. Eso sí, a este último grupo puede que alguna que otra situación le resulte un tanto previsible.

Patricia Tena

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada